Valiente

Yo nunca me he considerado una persona valiente, en realidad la vida se ha encargado de sacar esa característica de mí cuando las cosas no han ido bien o para proteger a mis hijos por ejemplo.

Ella es Camila, tiene 12 años y sufre de leucemia

Hace algunas semanas nos enteramos por las redes sociales que la hija de un amigo de mi esposo fue diagnosticada con leucemia, se llama Camila y tiene solo 12 años. A pesar de su enfermedad tomó “al toro por los cuernos” y se ha enfocado en ayudar a los demás creando #CalcoCareFundacion esta se trata de ayudar a otros niños enfermos del hospital y que sus padres son de escasos recursos económicos.

Hoy tuve la oportunidad de ver varios videos de Camila, (no sabia que tenia un canal de you tube) y que ahora sigo! quede encantada de su entereza ante la adversidad de la vida, como nos cuenta su historia desde ser diagnosticada, sus temores, los cuidados y tratamientos que recibe. Lo que me deja fascinada es la alegría contagiosa que transmite, a como ella misma dice tuvo sus días oscuros donde lloró pero se recupero y sigue adelante.

Quiero ser como Camila, ser valiente como ella, despertarme cada día con esas ganas de vivir porque cuando las cosas nos salen mal tendemos a dejarnos vencer por la adversidad. Gracias niña linda por alegrar mi día con tu sonrisa. Confío en Dios que pronto estarás sana de todo mal y te convertirás en una gran mujer.

Anuncios

Barcelona

Seguramente al leer el titulo supondrían que voy a hablar de deportes pero no, Barcelona es el nombre de mi perro labrador. Siempre me han gustado los perros, son animales fieles y la mayoría del tiempo obedientes. Si no me equivoco en mi haber he sido la dueña de 11 perros entre hembras y machos, algunos de raza otros no, pero eso es irrelevante al momento de establecer es vinculo especial con tu mascota.

Barca llegó a nuestras vidas hace 8 años, un amigo de mi esposo estaba vendiendo a los cachorritos y resulta que ese no se vendió porque cojeaba de una pata. Ese amigo nos llamó para regalarnos el perrito y ahí comenzó el amor. Barca era y es un perro tranquilo, dócil, juguetón, todo un amor.

De las anécdotas mas divertidas esta la del día que me bañaba para ir a trabajar y el siendo aun cachorro se metió al baño conmigo (adora el agua) y yo empece a gritarle que se saliera jajaja, el muy orondo salio todo empapado. En otra ocasión siendo ya un adulto lo dejamos dentro de la casa y no en el patio porque llovía, al parecer hubo truenos y se asusto. Cuando regresamos a la casa encontramos un hueco en uno de los sillones de la sala (suponemos que lo hizo por nervios) porque nunca antes había dañado nada.

En estos últimos meses mi barca se ha visto aquejado por problemas en su cadera, dice la veterinaria, ademas una infección pulmonar, ya hace unos días vomito sangre pero el sigue luchando con entereza, viejo, mi querido viejo, nunca voy a estar lista para tu partida.

Quiero ser gris

Han escuchado la expresión: ¡o es negro o es blanco! supongo que el contexto donde mas la usamos en las posturas que tenemos sobre ciertos temas de la vida.

Hoy para mi gris significa ¨normal¨ y lo pongo entre comillas porque no se si hay una definición exacta del término.

Sufro de depresión y ansiedad, todo empezó a ponerse feo luego de mis 2 partos, quizás fue un disparo hormonal, aunque si vuelvo a ver mas atrás creo que desde siempre me vienen acompañando.

Entonces para mí hay días en que soy blanco, es decir, ando muy alegre, motivada, positiva, con muchos planes y expectativas, me gustan mucho esos días porque no solo yo soy feliz sino que mi familia es feliz.

Y luego están los días negros, como hoy. Donde salir de la cama es un verdadero reto de horas, me atormentan las cosas mas insignificantes, se siente como que es el fin del mundo, no hay escapatoria, no hay esperanza.

Durante esos días mi familia se pone triste, en especial mis hijos que han aprendido a reconocer mis estados, y es que a pesar de ser adolescentes, aun me tiene miedo y creo que eso es lo que mas me desbarata el corazón.

¿y como se hace para no ser así? mi esposo paso años diciendo que era una escandalosa, mal humorada, buscando atención. Hasta que un día por fin fue conmigo a la consulta del psiquiatra y a él si le creyó.

Ahora en vez de discutir conmigo lo que hace es ignorarme y no se que me enoja mas, obviamente lo hace para evitar malos momentos, pero yo que no pienso, no entiendo, me irrito aun mas.

Es complicado, es como una condena (y si se que hay personas con enfermedades mas terribles o terminales) pero para mí es lo peor que me pudo haber pasado.

Ni modo, aquí seguimos, tomando medicamentos que ya no se si me ayudan después de tantos años o es este cuerpo con miedo a los efectos de la abstinencia.

Por hoy: desahogada.

¿De que año sos?

Retro plastic audio cassette, music cassette, cassette tape. Isolated on white background. Realistic illustration of old technology. Vintage tape.

Las canciones tienen ese poder mágico sobre nosotros que nos hacen reaccionar increíblemente. Por ejemplo, cuando vas a hacer ejercicios y pones tu playlist favorita con música que te hará correr, caminar aun mas. O bien si vas a trabajar y pones música relajante para inspirarte o bien concentrarte.

Sucede casi instantáneamente, solo escuchando el intro y nuestro cerebro reacciona de manera automática. A mi me gusta mucho escuchar música, quizás porque desde que recuerdo mi entorno fue con música de todo genero, desde clásica, pop, salsa, hasta el reggae, etc.

Lo que me da ha dado risa en los últimos meses es que cuando voy manejando y en la radio por ejemplo ponen una canción que a mi mamá le gustaba y que yo por ende me se, empiezo a cantarla, entonces vienen mi hija quinceañera y me dice: mama, ¿de que año sos?

La vuelvo a ver y suelto la carcajada, ¿como que de que año soy? siii me dice, porque te sabes todas las canciones! y asi me ha hecho el mismo comentario muchas veces pero ya quedo como un chiste entre las 2.

Y es que a mis 40 y tantos años considero un regalo que me guste tanto la música porque es maravillosa pero que mi gusto por esta no sea cerrado a 1 o 2 géneros, con mi esposo y mis hijos he aprendido a gustar del rock y del k-pop, no soy fan pero me gusta compartir con ellos así como ellos toleran los míos. y ustedes: ¿ de que año son?

Coca Cola y no Café

Mi crianza fue de lo mas convencional, siendo mi abuela materna la encargada ya que mi madre era una joven veinteañera de la U y el donador de esperma decidió regresar a su país con su novia con la cual se caso y lleva 40 años casado, no se si felizmente pero así fue.

Es increíble la posibilidad de escenarios que puede tener nuestra vida o mas bien futuros alternos dependiendo de las decisiones que tomamos o que tomaron por nosotros.

En mi caso no se si haber tenido un padre presente hubiese hecho mi vida mas o menos feliz, obviamente antes gastaba mucho de mi tiempo con esos pensamientos pero cuando pasas las raya de los 40 se sabe bien en que se debe perder el tiempo y en que no.

Por ejemplo, hoy fue día de limpieza en la cocina, me agarro un “me deshago de todo” que a como dice mi esposo, sálvese quien pueda o los termino botando a ellos jajajaja. Pero para mi es algo relajante desechar o regalar todo lo que no se usa.

Eso no evita obviamente que sigan llegando nuevas cosas que luego serán desechados inexorablemente con el paso de tiempo. (Aplica también para familiares, amigos, etc.)

Espero que ustedes tengan también un modo de relajarse y dejar la tensión de esta vida que nos lleva tan vertiginosamente y que nos cuesta disfrutar. Me voy por un vaso de coca cola ya que al igual que el café me da sueño pero ¿que se hace? #otraporfavor

¿ y ahora que?

¿Qué pasa con este # mundo?, Porque obviamente deben saber que hay otros. Pero en este tenemos que habitar

Sonó muy existencialista, pero aclaro que soy católica y eso no me impide creer en extrarrestes, vi uno, lo juro por Dios jajaja.

Pasando a temas más relevantes, soy mamá y es el trabajo que más me ha gustado de los pocos que he tenido y el menos remunerado en términos monetarios, no así de la absoluta gloria que trajeron a mi corazón.

Como ya conozco bien a mis hijos cuando descubran en algún momento  que comencé con este blog, vendrán con sus comentarios: ¿por qué mamá? ¡Qué pena con mis amigos! No le gustará a nadie, etc, etc, etc.

Y no es que mis hijos preadolescentes no me apoyen, sino que el medio tecnológico donde viven los ha convertido en víctimas del que dirán, donde cada red social se mide por #likes #hearts #follows .

Mi lucha diaria es no permitir que se conviertan en zombies atrapados en ese preciado objeto llamado celular, sino en seres humanos conscientes, curiosos e independientes, que creen en sí mismos.

Por ahora es todo, no sé si esto va a ser bueno o malo, hasta la próxima